Aceitunas Fragata Morón, a hacer valer el factor Alameda contra Extremadura Plasencia

Concluido el éxodo de octubre, el Aceitunas Fragata Morón regresa a casa en este mes de noviembre para tratar de revertir esa racha negativa de dos derrotas que, eso sí, se produjeron en casa de los dos rivales más duros de la competición. Dos salidas difíciles para las que esta paradita en casa supone un pequeño descanso (pero no por el rival, del que hablaremos ahora), ya que hay jornada intersemanal con viaje largo a Cataluña para enfrentarse a Hospitalet el miércoles; la «sobrecarga» del calendario concluirá el próximo sábado en casa de nuevo.

Descansito, como decimos, por el hecho de no tener que viajar y poder jugar en casa, en el Pabellón Alameda. Un factor que Rafa Rufián quiere aprovechar para poder volver a la senda de la victoria. Pero para ello tendrán enfrente al CB Extremadura Plasencia, un rival contra el que toca «apretarse», como dice el entrenador de Morón. Ambos equipos están empatados en la tabla, quintos ellos, sextos nosotros. Ganarles será complicado, porque es un conjunto muy correoso y difícil, que puso en apuros hasta el final a Granada la semana pasada y que solo ha caído contra el filial de Baskonia. Además, ya saben lo que es ganar al Aceitunas Fragata Morón tras el amistoso de pretemporada. Eso sí, en ese momento no se contaba con Waly Niang ni Ted Hinnenkamp, lesionados, mientras que Cheick Conde estaba recién llegado. En esta ocasión, el equipo al completo está a las órdenes de Rufián para poder parar al conjunto extremeño.

Ellos tienen un estilo de juego muy alegre, muy vistoso y agresivo gracias a la juventud y desparpajo de la plantilla, compuesta en su mayoría por jóvenes de liga EBA, comandados por un director de juego excelente. Adrián Fuentes es el base titular, con gran experiencia a sus espaldas y que se ha recorrido media España con equipos de Oro y Plata (ahí están, por ejemplo, Melilla, Canarias, Navarra o Lucentum). Es una plantilla que disputa los partidos hasta el final y que puede hacer mucho daño, ya que juegan sin apenas presión y con ganas de pasarlo bien. Algunos de sus puntales son los pívots Seydou Aboubacar (lleva una media de 11 puntos por partido y 13,8 de valoración; es un jugador de altura, 207 cm.) y Alejandro Galán (12,6 puntos y 12,4 de valoraicón; también se atreve con el tiro de tres, en porcentajes menores de acierto, y también mide 207), así como el ala-pívot Mario Álvarez (13,8 por partido, especialista en triples, ya que lleva 9 de 23).

Va a ser un partido intenso y emocionante donde es posible que nada esté decidido hasta el final. Queda ver si el Aceitunas Fragata Morón es capaz de romper esa mala racha anotadora, especialmente como se vio en Alicante, donde la dependencia de Cheick Conde fue más que palpable. Una victoria mañana sería muy balsámica en ese sentido, por lo que cada acción cuenta y todo apoyo es poco. Por eso es importante llenar mañana el Alameda, en un partido que se jugará a las seis de la tarde y que, como siempre, se emitirá por streaming en el Canal FEB (si este funciona, claro).

Juan Luis Mármol