Aceitunas Fragata Morón recibe al renovado Xuven Cambados

Tras una nueva derrota fuera de casa, el Aceitunas Fragata Morón regresa al calor del Pabellón Alameda. Un consuelo que hay que poner en cuarentena, porque el que visita la cancha moronense es el siempre complicado Cambados Cidade Europea de Viño 2017. El equipo gallego y el Aceitunas Fragata Morón tienen ya un historial de alegrías y penas que se reparte casi a partes iguales. Lo más reciente, la histórica clasificación del equipo moronense a semifinales de la fase de ascenso a LEB Oro del año pasado contra un conjunto que era claro favorito. Pero de ese Xuven al que mañana visita el Alameda solo queda, literalmente, el nombre. Solo el veterano Alberto Rodríguez sigue en una plantilla que se ha renovado por completo. Y de qué manera, además.

Aunque Cambados empezó la temporada titubeante, ha cogido carrerilla y está empezando a mirar arriba en la clasificación. De momento, empata con Aceitunas Fragata Morón, lo que hace de este duelo algo más importante de lo que ya era. Y no será nada fácil. El Xuven Cambados de Antonio Barros es un equipo que lleva los partidos a un ritmo altísimo, con un juego sin complejos y muy divertido cuando no eres el rival. Tiene jugadores muy peligrosos, como el británico William Saunders, su máximo anotador, que promedia 20,8 puntos por partido o su MVP, el ala-pívot Karamo Jawara (12,4 puntos por partido, gran triplista y buen reboteador que acumula una media de 21,3 de valoración). Se trata de un conjunto de jugadores jóvenes, que mezcla debutantes en la categoría con algunos que ya han tenido experiencia.

El peor rival posible para el equipo de Rafa Rufián, que por si fuera poco, afronta el duelo con la baja de Ted Hinnenkamp y las dudas de Cheick Conde. No obstante, el factor Alameda sale a la palestra de nuevo. El papel del equipo fuera de casa, más allá de cuestiones deportivas, refleja otra condición inherente a nuestra liga: ganar en cancha ajena es una tarea muy difícil. Por eso, el factor de fortín tiene que pesar en los visitantes. De momento, Aceitunas Fragata Morón es el único invicto en casa. Este partido es una gran oportunidad para poner un poco de distancia con el inmediato perseguidor y, sobre todo, para no despegarse de la parte de arriba. Esto es la LEB Plata: puede pasar cualquier cosa. Así que disfruten del espectáculo, que está garantizado el sábado 9, a las 18:00 horas, en el Pabellón Alameda.

Juan Luis Mármol.