A fiarlo todo al Alameda

Perder así duele. Mucho. Aceitunas Fragata Morón fue incontestablemente superior durante la mayor parte del partido, pero fue incapaz de gestionar los momentos decisivos. Como si fuese un titán loco que no se siente lo suficientemente digno de tener tanta ventaja, el equipo dio vida a un Ávila Auténtica Carrefour el Bulevar que también recibió un empujón innecesario por parte de los árbitros, porque fue capaz de aprovechar la falta de frialdad mental en los minutos finales del equipo. No se pueden cometer esos errores con ventaja en el marcador a falta de segundos. La buena noticia es que ahora salta a jugar el factor Alameda, que tiene que hacer el más difícil todavía.

El primer cuarto comenzó con máxima igualdad, tal como sucediese en el primer partido de la serie. Aceitunas Fragata Morón contestaba bien a los ataques abulenses, que se encontraban con algo más de comodidad en estos primeros compases de partido. No le encontraba el ritmo Aceitunas Fragata Morón hasta que Rafa Rufián dio paso a una unidad más veloz y ágil. Una unidad que, al final del cuarto, comenzó un parcial de 3-20. Tres puntos de Ávila. Veinte de Morón. Una barbaridad. 13-12 para los locales después de que Javi Marín (soberbio partido del capitán hasta que lo expulsaron) anotase dos tiros libres.

El segundo periodo fue una demostración del potencial del conjunto. Defensas poderosas, agobiando al máximo a los atacantes de Ávila, que no podían encontrar ningún tipo de salida a las presiones del Aceitunas Fragata Morón. Menos suerte tenían a la hora de cerrar las rapidísimas contras del conjunto moronense, que machacaba sin piedad gracias al buen hacer de Vlady Orlov, Javi Marín y un Alejandro Rodríguez superlativo. Se gustaba muchísimo el Aceitunas Fragata Morón, pero Ávila no había dicho su última palabra. Necesitaba una reacción rápida, porque palmaba 16-32. Fue de la mano de sus dos mejores jugadores, Aramburu y Hittle (certero este último con sus triples). Juan Toledo y Conde posibilitaron que se llegase al descanso con un +12 en el marcador. 25-37.

Igual que el viernes, el tercer cuarto pesó muchísimo para un equipo que había dado, no obstante, un enorme salto competitivo. Aramburu y Hittle acercaban mucho a su equipo en el marcador, a pesar de que Aceitunas Fragata Morón hacía todo lo posible por evitar una remontada. La fortuna no acompañaba en las canastas moronenses, pero sí a las de los dos mejores de Ávila. Fue el norteamericano quien ponía a su equipo a solo cinco puntos de ventaja para encarar los (entonces) últimos diez minutos del partido. 45-50

Dice mucho de la tensión del encuentro el corto resultado en el marcador para un partido que se fue a la prórroga, pero es que no era el día de ninguno de los dos equipos en ataque. En los primeros compases de este cuarto, se repetía el intercambio de golpes del primer periodo. Aceitunas Fragata Morón necesitaba un revulsivo y lo encontró en el Almirante. Con muchas faltas encima, Javi Marín, que estaba siendo clave, no pudo jugar, así que Marco asumió el protagonismo y mantuvo viva la ventaja del Aceitunas Fragata Morón. Un triple suyo, a falta de un minuto y 10 segundos, ponía el +6 en el marcador.

Entonces comenzó la serie de catastróficas desdichas para el Aceitunas Fragata Morón. El arbitraje fue muy cuestionable y sirvió para que Ávila tomase un importante balón de oxígeno. Aramburu aprovechó un 2+1 para empatar el partido después de que el árbitro señalase antideportiva a Tomeu Rigo. Este, a continuación, recibiría una descalificante que propiciaría una doble personal, con tiros libres para los dos equipos. José Alberto Jiménez falló los dos de Morón, mientras que Cazorla anotó los suyos.  Así que el partido se iba a la prórroga con un 66-66.

En los últimos 5 minutos, Ávila Auténtica Carrefour el Bulevar supo manejar mejor los tiempos del partido, a pesar del buen hacer de José Antonio Marco. Cazorla mató definitivamente el segundo partido con una canasta y el marcador se quedaría en 75-72. La eliminatoria con 2-0 para Ávila. Pero esta no será la penúltima crónica que servidor escriba. Ahora el equipo abulense tiene que enfrentarse al calor del Pabellón Alameda. El Aceitunas Fragata Morón contará con un jugador más. Y los dos partidos han demostrado que el equipo puede competir, que puede dar más de sí. No quepa duda de que el viernes se verá la verdadera cara del Aceitunas Fragata Morón.

 

Juan Luis Mármol

Desde mañana puedes adquirir la entrada para el partido del viernes en Bar Retamares, al mismo precio que la temporada pasada:

Vídeo del partido:

Estadísticas del partido: