El CB Morón recibe al Igualatorio Cantabria Estela

Comienza la segunda vuelta de la primera fase de la LEB Plata. Con el partido del sábado, el Club Baloncesto Morón cierra, además, el mes de noviembre (os dejo, como curiosidad, la crisis existencial de saber que nos acercamos a 2020 de forma imparable y que este, además, será el último sábado de noviembre de la década). Una buena analogía que puede servir para dejar atrás las semanas duras que ha tenido el equipo y el proceso de reconstrucción, que empezó con buen pie la semana pasada frente a Innova Chef. Ahora toca la visita de uno de los equipos punteros de la LEB Plata, el Igualatorio Cantabria Estela. Partidazo para este fin de semana el que vamos a vivir en el Pabellón Alameda.

Una vez comenzada la segunda vuelta, el precedente fácil para este partido sería el de ida. Pero, como dice Antonio López, nuestro entrenador, en la previa, «si las cosas cambian en una semana, imagina en una vuelta entera». Nada que ver tendrá este Estela con el que se inauguró la temporada. «Vamos a encontrar un equipo hecho, con un récord 7-4 y gente con roles ya muy encajados», frente al equipo moronense, en esa fase de transición para adaptar a los nuevos fichajes, Balsa Dragovic y Filip Vujadinovic. Igualatorio Cantabria Estela ha estado a un gran nivel durante la primera fase, con alguna opción incluso para meterse en la Copa, así que vamos a encontrar un rival muy complicado. Eso sí, aunque el acople es nuevo, para López, «la mentalidad es la misma».

En este encuentro, la clave principal estará en el juego interior. «Tienen uno de los mejores juegos interiores y más físicos, no solo de este grupo, sino de toda la liga». Algunos de esos hombres son jugadores contrastados en las ligas LEB, como es el caso de Kenan Karahodzic, Daniel Bordignon, Javier Lucas o Abdoulaye Ndoye. Pero es que, además, se nutren de especialistas como Harold Cazorla o Carlos Toledo. Todos nombres conocidos, de relustre y que han dejado ya alguna que otra gran actuación en contra en el Pabellón Alameda.

Así que, una vez más, la capacidad de reacción y de intensidad del conjunto moronense va a ser clave para poder competir este partido. Los jugadores han respondido a la adversidad y están demostrando la pasta de la que están hechos, y ahora toca una prueba de altura para seguir mostrando ese lado competitivo. Un párrafo que podría haber resumido en «vamos, que esperamos un partidazo de los dos equipos».

El encuentro se jugará en nuestro horario habitual, a las 18:00 horas, en el Pabellón Alameda, el sábado 30 de noviembre.

Jornada y clasificación: