El Club Baloncesto Morón conquista Azpeitia

Tenemos que hablar de Josh Steel. También de Adam Dieball, claro. Pero lo del británico está siendo tan fundamental desde que comenzó la temporada que me parece totalmente injusto que no se eleve más a los altares la enorme importancia que tiene el británico en los partidos. Eso había que dejarlo claro, pero también hay que darle su sitio a Adam, que fue vital para el triunfo en Azpeitia. Los dos angloparlantes lideraron al conjunto moronense, que hizo de menos el partidazo de Lawrence y Beraza. Segunda victoria consecutiva en prórroga que da mucho aire al conjunto moronense.

El primer cuarto salió con los dos equipos muy metidos en el partido. Soberbio el nivel de compromiso de las dos escuadras, que acabó llevándose el Club Baloncesto Morón, más afortunado en el triple, pero con una diferencia escasa. Solo tres puntos para ese 17-20 de los primeros 10 minutos, no por fallas defensivas, sino por un acierto tremendo por parte de los dos conjuntos. Porque el nivel de defensa era altísimo de los dos. Lo que pasa es que la pólvora en la primera parte estaba a tope.

Al Club Baloncesto Morón, no obstante, no le sonreía la suerte en muchas ocasiones, tanto ofensivas como defensivas. Por eso se acercaba tanto Juaristi en el marcador. Además, con la falta de potencia interior tras el descanso a Bocoum, la producción ofensiva disminuía un poco. Eso lo aprovechó especialmente Azpitarte, tanto de tres como desde el tiro libre. Echaba de menos Morón a Josh Steel, que se había llevado un golpazo en el primer cuarto y eso le tuvo tiempo en el banquillo. Fundamental el británico desde hace mucho tiempo, y hoy no iba a ser menos. Entre él y Adam Dieball hicieron muchísimo daño a Juaristi, irreconocible en la primera parte. Soberbio el trabajo del equipo de Antonio López, que se iba con diez de ventaja al descanso, 35-45.

En la segunda parte no salió bien Morón. Para nada. Una ventaja de 10 puntos se convirtió en un drama que Adam Dieball apagó con su bombardera del 6.75. La cosa se apretaba muchísimo en el tercer cuarto, pero básicamente porque Juaristi ISB había aumentado la producción ofensiva y la intensidad defensiva. Hablábamos antes de Azpirarte, pero Xabi Beraza era el que tomaba el protagonismo para los vascos. Su anotación y la dirección de Hevia hacían mucho daño a un Morón que era incapaz de asegurar bien las posesiones sin que les robasen o perdiesen el balón. El paso adelantísimo de Juaristi ISB se dejó notar para anular a un CB Morón que no estaba teniendo la misma fortuna en ataque que en el primer cuarto. Tal fue la remontada que afrontábamos los últimos 10 minutos con solo un punto de ventaja. 59-60.

El último cuarto fue igualadísmo para los dos equipos. La intensidad de Juaristi seguía haciendo estragos en Morón, pero, de repente, algo ocurría. Hemos estado durante un mes y medio quejándonos de la falta de jugadores, sobre todo por la falta de pívot. Pero hoy ha sido ese mismo equipo el que ha llevado el peso mayoritario del partido. No nos equivoquemos, Bocoum acaba de llegar y aportará muchísimo. Pero hoy Balsa Dragovic ha hecho un enorme trabajo defensivo. Dieball ha sido fundamental. Cecilia sigue recordando al Alejandro Rodríguez de los primeros años. Entre ellos y el tesón de Vázquez, el equipo de Antonio López logró frenar el ímpetu del líder y estuvo a punto de ganar el partido, pero le faltaron segundos.

Una nueva prórroga. Y un nuevo éxito. Parcial de salida de 0-6 que ayudó muchísimo a meter algo de miedo en los azpeiztianos, que afrontaban la prórroga con dos bajas sensibles por expulsiones. Pero el Juaristi es mucho Juaristi, y conseguía meterse rápidamente en el partido. No obstante, don Adam Dieball anotaba un triplazo que dejaba la victoria de meritazo contra el Juaristi ISB campeón de Copa. 82-89.

Foto de portada de Guille Corrales.

Estadísticas del partido:

Resultados, clasificación y próxima jornada:

Vídeo del partido: