Los viejos rockeros de Navarra impusieron su ley en el Alameda

Victoria clara de Basket Navarra en el Pabellón Alameda, en un partido clave para los dos equipos. Especialmente para el conjunto de Pamplona, que se jugaba su última bala hoy. Fue muy superior al Club Baloncesto Morón en todo el partido, especialmente en los cuartos centrales. Morón cambió su chip y estuvo a punto de protagonizar otra gran remontada, pero la épica y la suerte no fueron suficiente para detener a Hernández-Sonseca, Iñaki Narros y Alex Doche.

El partido comenzó con mucha intensidad por parte del equipo visitante, y ahí estuvo la clave del ritmo, porque el Club Baloncesto Morón no supo leer al rival. Arrancaba con mucha potencia y acierto en el triple. Narros enchufaba tres seguidos para distanciarse en el marcador, aunque Morón respondía bien, agarrados a los tiros libres de Ángel Vázquez y el acierto de Josh y Adam. Durante el desarrollo de la primera parte, las sensaciones iban mostrando que Basket Navarra se encontraba muy cómodo, especialmente en la pintura.

A la calidad y altura de Hernández-Sonseca se sumaba el hándicap de que no se supo leer bien su juego, y eso provocó una lluvia de triples y acciones para desbaratar al equipo moronense. No se encontraban a gusto jugadores clave, y Navarra pisaba más el acelerador con la dirección de un Lamonte Thomas imperial. Con esas, el partido se fue al descanso con una ventaja de 8 puntos para Basket Navarra. 32-40.

La segunda mitad necesitaba un revulsivo importante para Morón, pero la salida fue terrible. Parcial de 3-15, con Hernández-Sonseca castigando todas las segundas oportunidades que se le dejaba. Defendía bien el equipo, pero era incapaz de frenar la ofensiva del rival, que además supo aprovechar la mala suerte en ataque del Club Baloncesto Morón. Aun así, los jugadores no se rindieron y lograron levantarse para no provocar una sangría en la ventaja Navarra, que se había ido a los +20. Se redujo a +13 y con todo por decidir para el último cuarto.

Había mejorado el equipo, sobre todo gracias a la gran labor de Filip Vujadinovic, Balsa Dragovic, Guille Corrales y un imperial Ángel Vázquez. Tanto que, en apenas 1 minuto de cuarto, lograron provocar 5 faltas y dejar a jugadores importantes de Navarra con 4. La intensidad en el juego recordaba a la de la remontada de Marbella y la gente empezó a creer con el equipo. Pero, en uno de los robos claros de Guille, se le pitó falta y en su reacción, dos técnicas. Expulsado, el equipo perdió uno de los pirómanos que habían prendido un fuego importante para la remontada. Para más inri, Basket Navarra logró reconectar con sus jugadores y las mangueras de los bomberos empezaron a lanzar triples con los que apagar el fuego.

Finalmente, el equipo pudo reducir algo la desventaja, pero estaba claro que no era el día para las remontadas. 70-86 y a pensar ya en el encuentro contra Bodegas Rioja Vega de la semana que viene, aquí en el Pabellón Alameda.

Estadísticas del partido:

Resultados, clasificación y próxima jornada:

Fotos del partido:

http://www.clubbaloncestomoron.com/2020/02/04/club-baloncesto-moron-vs-basket-navarra/

Vídeo del partido: