Victoria trabajada en un escenario distinto.

Todo se preveía como un partido más en el pabellón Alameda, pero tras unos problemas técnicos que impedían jugar sobre el parquet, toda la expedición tuvo que desplazarse al Pabellón San Pablo en Sevilla, donde al fin pudo disputarse el partido aplazado de la quinta jornada. Una vez solucionado esto el partido pudo desarrollarse, dándole una victoria más al equipo de Eloy Ramírez.

Comenzaba el partido con un 0-7 para Melilla, con canastas de Prgomet y Kalinicenco, roto por una canasta de Gallardo, que acabaría siendo el máximo anotador con 20 puntos. Pero no fue hasta casi al final del cuarto cuando Marco logró el triple para adelantar a Morón, subiendo el marcador al 15-13 que dejaría al equipo ya por delante hasta el final del encuentro. Este cuarto se cerraba con un parcial favorable a los nuestros de 22-17 con otro triple de Martínez, muy acertado en sus acciones durante la mayor parte del partido. Iniciado el segundo cuarto se abre la distancia por primera vez hasta los 10 puntos, con canasta de Márquez a pase de Alejandro, que no se reduciría hasta casi el comienzo del tercer cuarto. En este cuarto no dejaron de sucederse las canastas de ambos lados, siendo más potente el ataque de Morón, canastas continuas de Marco, Alejandro y Márquez daban respuesta a los intentos continuos de Blas Morcillo, Kalinicenco y Poyatos. Cerraba el cuarto con 48-36.

El quinteto de Fco. Javier Nieto comenzaba el cuarto con una defensa intensa, con continuos dos contra uno y defensas desde tres cuarto de pista, que hicieron que tras alcanzar la máxima distancia con 19 puntos de diferencia con el 55-36 al comienzo de este cuarto. En este momento la defensa de Melilla comenzó a funcionar, los ataques de Morón se atascaban mientras Poyatos y Kalinicenco no dejaban de hacer daño en la pintura. Se fue complicando el cuarto acabado con un parcial final 19-22, que nos mantenía arriba al comienzo de los últimos diez minutos.

En este último seguía Melilla con la defensa desde el saque de fondo, dificultades tanto de
Marco como de Martínez, que se alternaron durante todo el partido en la dirección del equipo, no pudieron impedir que la distancia se fuera reduciendo hasta el 70-64 de manos de Blas Morcillo. Continuaba la presión, no lograron reducir más la diferencia hasta el final del encuentro. El ataque de Morón no dejó de producir durante todo el cuarto: Marco, Gallardo, Jiménez y Mukendi lograban mantener esta distancia dejando en vanas las esperanzas de Melilla, que seguía insistiendo en su defensa, apenas penalizada durante los dos últimos cuartos. Una canasta de Kalinicenco acercaba a 4 puntos a Melilla (77-73) quedando 3:29 para el final, roto este momento por un triple de Jiménez, que también anotaría dos tiros libres decisivos para romper esta cercanía en el marcador. A partir de aquí una sucesión de tiempos muertos, defensas intensas y, de nuevo, una falta a Jiménez tras el saque de fondo, que aumentaba la diferencia y nos daba tranquilidad en el último minuto, cerrado por una canasta de Poyatos que acabaría el partido con 27 puntos, insuficientes para Melilla que sumaba otra derrota en su haber.

En definitiva, buen partido de los nuestros, 10 puntos de Márquez y Jiménez, dobles figuras de Alejandro, con 17 puntos y 10 rebotes. Enorme también Gallardo, ascendiendo en su anotación con 20 puntos con una serie de 5 de 6 en tiros de 2 y 3 de 4 en triples. Estos estuvieron muy bien acompañados por Martínez, 5 puntos, Marco, 6 puntos y 5 asistencias; Cecilia, 7 puntos y 4 asistencia para las 16 finales, y Mukendi, 5 puntos y 2 rebotes para sumar los 24 obtenidos.

Ahora el equipo viaja a Cantabria para disputar el sábado el partido de la jornada 9.

Antonio R. Ramírez

Estadísticas: