Despidiendo el año con mejor juego que resultados.

No iba a ser un partido fácil. Pintaba bien desde el salto inicial, pero un cambio criterio arbitral y el apagón en juego y puntuación al principio del último cuarto, facilitó la remontada de un Zornotza que se encontró con un equipo duro, peleón y consistente.  Aunque el equipo de Mikel Garitaonandia se llevó tres de los cuatro parciales estuvo atrás
mucho tiempo en el marcador. Comenzaba el primer cuarto con un 13-6 a favor de Zornotza, con canasta de Salazar, Rodríguez y Estalayo, contestadas con canastas de Gallardo, Alejandro Rodríguez y Marco. Ante esto Eloy Ramírez pidió un tiempo muerto que hizo reaccionar al equipo, llegando al 16-13 al final del cuarto.

Román inauguró el marcador con un triple, empatando el marcador a 16. Tras esto, Morón se pone por delante con una canasta de Jiménez (18-19), Mikel se ve obligado a pedir tiempo muerto, pero, a partir de aquí, el equipo de Eloy comienza a separarse en el marcador, llegando al 29-38 del descanso. En este periodo es clara la ventaja de Morón, Orlov no puede hacer nada ante Román, son varias las veces que el pívot realiza buenas defensas y esto es acompañado por continuas oleadas sobre la canasta vizcaína.

Con la llegada del descanso cambia la tendencia. Los choques que se realizan en un lado del campo no son compensados en la otra parte. Esto propicia que Zornotza comience a acercarse. A pesar de la ventaja. Son constantes las canastas de Marco, una racha de 9 puntos, al principio del cuarto, que son contestadas por Salazar, Rodríguez y Sainz de la Maza, hasta llegar al 48-53 que cerrará el cuarto con un parcial 19-15 para Zornotza.

A pesar de haber empezado arriba todavía en el último cuarto, hasta el 60-59 a falta de 4:39, Morón pelea contra las oleadas que, ahora sí, tienen recompensa. El arbitraje sobre las acciones de Orlov hace que este comience a anotar, imposible en los cuartos anteriores ante la superioridad de Román. Zornotza recorta puntos en cada ataque y a Morón se le apaga el detector del aro contrario. Junto a esto son continuas las faltas pitadas a los nuestros, casi en una proporción de 1 a 4, lo que hace que el equipo vizcaíno sume a lo peor un tiro libre o un triple, en cada opción de ataque. Ni las canastas de Marco ni los tiros libres de Gallardo son suficientes. Acaba el partido con un 74-66, injusto ante el juego que desarrolló el equipo de Eloy.

Finaliza Morón con un Marco enorme en su último partido con 21 puntos y 5 asistencias, Alejandro Rodríguez con 12 y 6 rebotes. Gallardo, 10. El resto, entre los 1 y los 5 puntos, Alex y Márquez destacan con 6 y 5 rebotes. Ahora, nos queda reinventar al equipo, que ya está comenzando a cambiar la dinámica de la primera vuelta, a la que le quedan dos partidos (3 y 9 de enero).

Antonio R. Ramírez

Estadísticas:

Video del partido: