Jose Antonio Marco deja de ser jugador del Club Baloncesto Morón

Desde que el CB Morón llegó a la Liga EBA, el Pabellón Alameda ha sido escenario de grandes partidos protagonizados por más grandes jugadores. Muchos como rivales a los que podemos ver en las grandes ligas y que mostraron su calidad en Morón. Y, por supuesto, los que vistieron la camiseta de nuestro equipo, que además de sus master class baloncestísticas, dejaron una huella humana importante. De uno de ellos nos tenemos que despedir ahora, el que ha sido el faro, el timonel o, como hemos estado diciendo en las retransmisiones, El Almirante.

José Antonio Marco deja la disciplina del Club Baloncesto Morón tras varias temporadas en las que refrendó su condición de base de calidad, referente en las Ligas LEB. Su manejo del baloncesto, haciendo de lo difícil un juego de niños, venía acompañado de un liderazgo que hacía mejores a sus compañeros, tanto en la pista como en el vestuario. En una plaza acostumbrada al buen baloncesto, a bases de enorme talla, José Antonio Marco ha elevado mucho el nivel, casi para malacostumbrar a un público que siempre va a recordar sus actuaciones con una sonrisa en la cara.

El Marco, Marco, Marco, de la Grada de Animación que tantos partidos se dejó notar con fuerza en el Pabellón Alameda no tuvo la fuerza necesaria el pasado 19 de diciembre, último encuentro del jugador murciano en la que va a ser siempre su casa, por la desgracia que ya todos conocemos. Pero seguro que cada aficionado, desde sus casas, estaba sintiendo ese cántico en su memoria, acompañado de los recuerdos de los grandes partidazos del base. Una tarea titánica, porque no fueron pocos, precisamente.

Muchas gracias, José Antonio Marco, por estos años en los que te has convertido ya en un moronense más, una leyenda del Club Baloncesto Morón y, especialmente, un miembro indispensable de la familia que compone la entidad. Cuatro temporadas siendo la referencia han dado para mucho, así que nos vamos a quedar con el recuerdo de este base estratosférico al que tuvimos el privilegio de ver hacer magia con el balón en los momentos más felices, con las clasificaciones para la fase de ascenso a ORO, y con las duras, en las que fue fundamental para asegurar la permanencia en las nuevas conferencias de la LEB Plata. Por tu calidad, tu compromiso y tu cercanía, José Antonio Marco:

Muchas gracias y la mejor de las suertes.