Un muy mal tercer cuarto condena al Aceitunas Fragata Morón en Vic

El Aceitunas Fragata Morón cosechó una nueva derrota en Vic, la sexta consecutiva. El equipo del debutante Antonio López comenzó muy bien, con una cara muy distinta a la de los otros partidos. Rápido, certero, duro. Se llegó a poner con una ventaja de 13. Pero en la segunda mitad afloraron todos los malos síntomas de la temporada y el Universitat de Vic lo aprovechó para dejar la victoria en tierras catalanas.

Sensaciones muy distintas a las vistas en otros partidos, con un juego mucho más veloz e intenso por parte de Aceitunas Fragata Morón, aunque con algunos de los problemas en anotación. Probablemente por el revulsivo de un nuevo entrenador o también por el hecho de que el fichaje de Ángel Vázquez ha vuelto a equilibrar los entrenamientos. En cualquier caso, el equipo estuvo muy activo, corriendo mucho, robando balones y atentos en los rebotes ofensivos, que sirvieron para mantener a raya a un Universitat de Vic que se enganchaba al partido a base de triples. Sebirumbi destacó en la anotación de este primer periodo.

En el segundo cuarto, Vic salió con las claras urgencias que tiene un colista, poniendo en muchos aprietos al Aceitunas Fragata Morón, especialmente con las segundas oportunidades gracias al rebote ofensivo. Pero el ritmo lo acabó imponiendo el equipo de Antonio López durante gran parte del cuarto, llegando a ponerse con 13 de ventaja. De ello tuvo mucha culpa un inspirado Marco, anotando desde el 6.75 y acertando en la mayoría de decisiones. Vic anotaba un parcial de 4-0 que contrarrestaba Antonio López con un tiempo muerto, porque los catalanes reducían la ventaja a 9. Después de eso, un nuevo triple de Marco y canasta de Jon Aramburu bajo tablero para rehacer la ventaja que se quedaría en +12 para el descanso. 26-38.

Sin embargo, tras el paso por vestuarios, Universitat de Vic aprovechó una empanada general del Aceitunas Fragata Morón para anotar un parcial de 13-4. Muchos problemas para anotar del equipo de Antonio López, al que también le empezaban a pesar las faltas (un partido más, por cierto, el criterio dispar de faltas; por poner un ejemplo, a Marco le hacen una clara subiendo el balón que el jugador de Vic reconoce, pero nada). Los jugadores de Vic se ponían en modo súper estrella, como si hubiesen bebido la pócima mágica de Bugs Bunny en Space Jam, y conseguían remontar el partido. Llegaban a ponerse 5 puntos arriba, incluso. El Aceitunas Fragata Morón estaba desbordado, sin ideas claras en ataque. Solo dos triples, uno de Marco y otro de Tanner en el último suspiro, servían para empatar el partido a 52.

El buen trabajo de Universitat de Vic sirvió para que la victoria no se les escapase. Aceitunas Fragata Morón no encontraba solución a nada. Vic lo anotaba todo, Morón lo fallaba todo. Solo los puntos ocasionales de Marco y Aramburu de tiros libres servían para dar algo de aliento al equipo, pero las sensaciones eran horripilantes. El tiro de tres no aparecía, salvo por los 5 de Marco, y las defensas no podían parar la rapidez del conjunto catalán. Aun así, Aceitunas Fragata Morón tuvo opciones para hacer algo importante al final, pero todo el partido quedaba resumido en la última jugada: intento de Morón bajo aro que no llega a la parte superior del hierro. La sexta derrota consecutiva llegó en una semana para olvidar del Aceitunas Fragata Morón, comandado ahora por un Antonio López que tiene mucho trabajo por delante. 77-71.

Foto Juan Ismael Seño

Estadísticos del partido:

Resultados, clasificación y próxima jornada:

Vídeo del partido: